C/ Puebla del Río 9-11, 41006, Sevilla

Reducir y Compensar la Huella de Carbono.

reducir y Compensar la Huella de Carbono de las empresas.

Entre las medidas que se pueden acometer para luchar contra el cambio climático, las empresas pueden actuar reduciendo o compensando su Huella de Carbono. Podemos definir a la Huella de Carbono como la cantidad de emisiones directas o indirectas generadas por la empresa. Emisiones que afectan negativamente a la atmosfera, la calidad del aire, la salud y la biodiversidad. Desde una empresa de servicios a una gran industria, todas tienen su propia Huella de Carbono. Por ello, las empresas deben conocer en detalle cómo están alimentando el cambio climático. Y, lo que es más importante, cómo pueden reducirlo o compensarlo.

Reducir.

Para reducir la huella de carbono y en función del tipo de actividad las medidas a tomar son muy variadas. La empresa puede realizar acciones de sensibilización, de reducción de energía, de consumo, de uso de materiales certificados con etiquetas ecológicas, entre otras. Las acciones de sensibilización pueden dirigirse a su personal, clientes, proveedores y sociedad en general. Las acciones para reducir el consumo de energía  pueden ir desde el uso de vehículos eléctricos a la instalación de sistemas de menor consumo energético. Otras medidas, pueden dirigirse a la prevención y gestión de los residuos y a la gestión del agua. Reducir el consumo de papel, utilizándolo sólo cuando es estrictamente necesario, es una medida al alcance de todas las empresas. Aunque estemos inmersos en una sociedad digital, el consumo de papel sigue siendo muy alto. El gasto en consumibles de impresoras lo demuestra.

Estas son algunas de las medidas que las empresas pueden ejecutar. Su efectividad dependerá de su planificación, plasmada en un Plan de Reducción de la Huella de Carbono. Y para redactar un Plan realista y efectivo, primero hay que realizar un Estudio detallado de la Huella de Carbono de la empresa.

Compensar.

En cuanto a las medidas para compensar las empresas pueden optar por adquirir toneladas de CO2 absorbidas por sumideros, creados al efecto. También pueden inclinarse por realizar proyectos de compensación de CO2, que actúen de sumidero.

Existen iniciativas en las cuales la empresa una vez conocida su Huella de Carbono puede adquirir toneladas de CO2. Requiere una menor implicación de la empresa y su responsabilidad social se diluye en la compra de toneladas de CO2. Por ejemplo, podrá comprar toneladas de CO2 absorbidas por un proyecto de reforestación en cualquier lugar del mundo.

La segunda opción, requiere de una mayor implicación de la empresa con la población donde realiza su actividad productiva. Por tanto, su responsabilidad social es para con el entorno que le rodea, personas y biodiversidad afectados directamente por su actividad. Por ejemplo, la empresa puede reducir su Huella de Carbono compensándola con proyectos para crear infraestructuras verdes y manteniéndolas. Esta opción es particularmente interesante cuando estos proyectos de infraestructura verde se realizan en coordinación con las administraciones públicas de las poblaciones afectadas. El grado de implicación de una empresa para con su entorno mide el grado su grado de responsabilidad social.

Reducir y Compensar.

En definitiva se trata de conseguir que la Huella de Carbono de la empresa sea, al menos, cero. La empresa, siempre, deberá compensar o reducir, pues toda actividad empresarial produce un efecto de cambio climático. La cantidad de Gases de Efecto Invernadero dependerán de la actividad de la empresa, por eso es imprescindible realizar un estudio y cálculo de la Huella de Carbono. Resumiendo, se debe medir para planificar cómo reducir y compensar. Después evaluar para conocer el éxito alcanzado. Y crear un proceso continuo cíclico, para que la Huella de Carbono sea cero y, porque no, positiva.

Por último no hay que olvidar, que siempre se debe sensibilizar, divulgar y comunicar. En definitiva, la Responsabilidad Social de la empresa debe ser un marchamo de calidad y por tanto de publicidad positiva, que le debe llevar a un mejor posicionamiento en el mercado.