C/ Puebla del Río 9-11, 41006, Sevilla

LA CIUDAD RECUPERADA POR LOS PEATONES.

Ciudad y Peatones
LA CIUDAD RECUPERADA POR LOS PEATONES. CASOS DE ÉXITO.
HUESCA.

La peatonalización del centro ha reactivado la vida del ciudadano, del paseante, y de los negocios. Se ha convertido en un centro de atracción del turismo gastronómico. Prueba de ello es contar con tres restaurantes estrellas Michelin con tan sólo 53.000 habitantes. La peatonalización del centro de Huesca es una parte del Plan de Movilidad de Huesca. La elaboración del Plan ha tenido en cuenta a la sociedad civil, que ha participado exponiendo problemas, detectando necesidades y planteando retos.

Es este caso los números son importantes, de las 300 calles se han peatonalizado 100, consiguiéndose un incremento del 53% de peatones. Así mismo, se ha incrementado el uso de la bicicleta en un 200% y un 25% el del transporte público. Sin olvidar la economía, las ventas de los comercios se han incrementado un 20%. Por otro parte, se ha incrementado el número de comercios y los veladores de las terrazas de los bares. Otro efecto es que la ciudad vuelve a ser del ciudadano a pie, se hace más sociable, habitable. El ciudadano interactúa más paseando que conduciendo un vehículo privado.

PONTEVEDRA.
Reservado a peatones y bicicletas

Ha pasado de tener un 20% de espacio peatonal a tener un 80% de espacio para el peatón.  Ha invertido el espacio ocupado por el vehículo. ¿Qué ha conseguido? Tan solo dos ejemplos: que 4 de cada 5 niños vayan al colegio caminando y que nueve de cada 10 vecinos vayan a la compra caminando.  Para ello, no solo redujó el uso del vehículo privado, también eliminó barreras arquitectónicas y ha dado la prioridad al peatón.

Pontevedra ha conseguido reducir el uso de vehículo y al mismo tiempo ha eliminado los aparcamientos regulados. No hay aparcamientos regulados, hay plazas gratuitas de tiempo limitado para aquellos que tienen que acceder al centro y no tienen plaza de parking privada. Junto a estas medidas a reducido la velocidad a 30 km/h y ha reducido el ancho de los carriles.

Estas son algunas medidas que han conseguido una ciudad más sociable, más saludable y más humanizada. Las ciudades que se pasean permiten que la ciudadanía interactúe.